20 oct. 2009

Pasos y ciclos


Ayer era un año más, mas hoy es un año.
El día siguiente de mi vida pasada es hoy, y no se cuantos más habrá, pero hoy se que no serán tantos como pensaba. Ni una fracción.
Soy joven, así que a mí me matará antes ¿Suerte?

Cuando tomo consciencia de mi situación empiezo a vivir.
Vivo hoy, revivo ayer, y todavía me aventuro a vivir algo de mañana, por si acaso.

Cambio de ritmo cuando quiero.

Mi vida es lenta.
Pierdo la mirada en un punto fijo en el infinito, y ahora se por qué lo hago.Veo el infinito.
Precisamente porque se que no es momento de esperar, decido escribir cartas a toda esa gente que las leerá, y esperar su respuesta.
Hago pocas colas, pero no pierdo el tiempo cuando hago una. Me entretengo pensando en aquella chica que no besé y juro que por cada beso que no le dí, besaré al menos una vez a otra que me guste. Parecido sucede con el relato que no acabé, y con el que ni empecé, con el baile que debía y las estrellas que nunca me había parado a buscar.

Es rápida.
Cubro todo el espectro entre el amor y el odio sin reservas.
Soy yo, y si tengo que dejar una huella quiero que sea auténtica. Soy yo, no otro.
Por tierra, mar y aire me desplazo a la velocidad del pensamiento.
Me baño en sensaciones y lleno la mochila de risas y llantos.
Todo ello me ayuda a escuchar a mi propio corazón.

Hablo más, escucho más.
Hablan más, escuchan más.
Trato de principios con los que están por acabar y de finales con los que ha poco empezaron.

Trabajo, es natural, parte de la vida. También descanso.
Termino lo que empiezo, o no. Libremente. Sin prisa, o con ella. Libremente.

Elijo descubrir una superficie nueva hoy o profundizar en algo que vi ayer, saltar en un charco o sumergirme en un océano.
Elijo compañía y comunicación, o soledad introspectiva.
Elijo un rumbo o ninguno.
Ahora precisamente que distingo mejor que nunca el trazo definido de mis límites, ahora elijo mirar más allá de ellos, y elijo ser libre. Elijo vivir.

Foto de Stephen Strathdee

No hay comentarios: